BAILANDO Y CONTANDO

bailar-1

Resolución: Aprender a bailar

¿Cuantas veces no ha hecho una nueva resolución en un año que acaba de comenzar y lamentablemente no la cumple?. Muchos nos proponemos rebajar unas cuantas libras, ahorrar dinero, aprender un nuevo idioma y hasta aprender a bailar. Esta última quizás es la que más latente se queda en nuestra mente, porque recién estamos terminando una época festiva en la que asistimos a muchas actividades donde la música y el baile eran los protagonistas. Pero que malo es cuando un año más se da cuenta de que sigue asistiendo a fiestas donde casi todo el mundo baila menos usted, donde el que menos sabe bailar se atreve dar unos cuantos pasos menos usted; y así el cuento de nunca acabar, año tras año.

El de los pies izquierdos

Este servidor hace muchos años atrás era de los que iba a las fiestas y se quedaba parado en una esquina o sencillamente me hacía amigo de la silla por no saber bailar. Sí, yo era de los que tenía los dos “pies izquierdos”, la música y su sabor me entraban por los oídos pero no por los pies. En mi familia prácticamente todo el mundo bailaba menos mi hermano y yo, éramos los expertos en mirar a todo el mundo bailar y divertirse mientras nosotros no bailábamos por aquello de que se los demás se burlaran por lo “feo” que nos veíamos al hacerlo. Pero todo eso cambió al decidir tomar clases de baile, nuestra vida cambió por completo al ir a las fiestas y atrevernos a sacar a bailar a una chica; comenzamos a socializar y a ser reconocido un poco más por el sexo opuesto.

Consejo de última hora

Veámoslo de esta forma, si usted vive en un país fiestero como lo es Puerto Rico, le gusta asistir a fiestas, le gusta la música, le gusta el baile (aunque no sepa bailar) le tengo un consejo de ultima hora: Tiene que aprender a bailar. Y no lo vea solo porque el baile es una diversión y una distracción, véalo porque va a obtener beneficios tales como: 1- El baile ayuda a liberar tensiones, 2- Te permite socializar, 3- Te ayuda a quemar calorías entre muchos otros beneficios.

Así que si usted se identificó con este escrito le animo a que este nuevo año haga la diferencia, aprenda a bailar decídase y dé un paso al frente y si da un paso atrás es porque es parte de un paso de baile y no porque tiene miedo a decidirse. Recuerde, de los cobardes no se ha escrito nada.

Puede tomar clases de: