Decoración Vintage para tu salón.

vintage

vintage

La decoración Vintage se ha puesto de moda en muchos decorados de interiores, sillones, lámparas e incluso en muebles de madera que pueden volverse a pintar y añadirle ese toque vintage.


¿Qué debemos saber para decorar un salón con estilo Vintage?

Si aún no sabes un poco de que va esta tendencia, no te preocupes, con breves consejos te ayudaremos mejor a darle este toque más antiguo que estás buscando para tus espacios.

Puedes comenzar eligiendo aquellos muebles o decoraciones que te transporten a una década en concreto que desees rescatar para tu salón, eso te servirá para crear ese lugar. Aquí aplicaremos consejos para decorados basados en los años 50 y 60, que son los que más encajan con esta temática.

Puedes añadirle elementos decorativos como maletas antiguas, o incluso algún vinilo vintage a la pared, ya que todos esos detalles creativos te llevarán mejor a la época que hayas elegido. Si decides trasladarte a los años 50 o 60, encontrarás numerosos tapices que te servirán como ilustraciones para tu salón.

Como acabamos de ver, la elección de los muebles es uno de los grandes aciertos con los que debemos asegurarnos para darle ese fondo vintage que estamos deseando adquirir. Debemos ser muy cautelosos y elegir bien los modelos, para que luego nos sea más sencilla la combinación de colores o accesorios, sin convertir nuestro salón en un batiburrillo de cosas puestas sin estar acorde con lo que esperábamos de la decoración Vintage.

Para la elección de los muebles, debemos buscar piezas que no sean ni demasiado viejas, ni nuevas, es decir, muebles intermedios, y que no formen parte de las antigüedades.

Deben seleccionarse diseños ambientados en la época que elegimos. Los muebles hechos en los años 50 y 60, actualmente son considerados como vintage, los del siglo XVIII por ejemplo, ya son considerados como antigüedades.

Seleccionaremos aquellos muebles que presenten no solo un aire viejo, sino también desgastado por el tiempo, pero que conserve además esa personalidad y elegancia que caracteriza a estos muebles.

La elección de los colores también es muy importante, los tonos blancos, pasteles o los revestimientos en madera son los estilos que más encajan con la decoración vintage. También podremos añadirle detalles como cuadros, o accesorios a fotografías con marcos que de un aire de más antiguo, e incluso podemos aplicar pinturas, y tapices que ya están creados para dar esa sensación.

No solo es importante los muebles o accesorios, sino conseguir ese acabado final que nos transporte a una época de añoranza y romanticismo hacia la vida del pasado. Para ellos los libros o enciclopedias antiguas que se encuentren cubiertas de cuero, o incluso los elementos metálicos encajan muy bien con esta temática antigua pero a su vez modernista y sencilla.

Para finalizar es importante la elección de los colores, así encontramos con que las bases en nuestra pared puede ser banco sucio, o blanco desgastado, al igual que los tonos pastel fusionados con algunos papeles,con temática floral creados para revestir las paredes, pueden quedar perfectas.

También podemos ir más allá e incluso sustituir el papel por tela, todo ello creará un espacio de los más vintage posible.

Con pequeñas ideas y un poco de creatividad, el estilo vintage ya está disponible para tu salón.

Tags: regalos originales, ordenar casas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *