11.2 C
Buenos Aires
martes, junio 22, 2021
InicioPopularCómo Fumar Cannabis: Guía de Las Formas Clásicas de Consumir Marihuana

Cómo Fumar Cannabis: Guía de Las Formas Clásicas de Consumir Marihuana

En la actualidad hay muchísimas formas de consumir cannabis: puedes fumarlo, vapearlo o comerlo. Además, viene a modo de aceites, cremas, cápsulas… todo un mundo.

Sin embargo, por lejos, la forma más reconocida de aprovechar las ventajas de la cannabis es (y siempre ha sido) fumándola.

Por ello es que hay muchísimas formas diversas de fumar cannabis e infinidad de accesorios de marihuana. Aquí hemos recopilado una buena lista que va a hacer que hasta el consumidor más experimentado se sorprenda.

Porro

Empecemos por lo vital: la manera más común de fumar cannabis es el viejo y estimado porro. El cogollo seco y molido por un picador, ya sea uno de metal o un grinder de madera se sitúa en el pliegue de un papel elaborado para este fin, con un filtro (muchas veces un trozo de cartón doblado, aun cuando hay variantes) en el extremo.

Un error común es colmar bastante los porros o apretarlos bastante. Asegúrate de que continuamente debería haber suficiente flujo de aire entre los cogollos para facilitar la combustión.

Blunt

Un blunt es como un porro, solamente que más enorme.

Armado con unos papelillos estándar extra o especiales para blunt, que son mayores y resistentes, los blunts sirven para consumir una más grande proporción de cannabis.

Pipa

Otra de las modalidades más reconocidas de fumar cannabis, las pipas acostumbran ser de vidrio o madera, aun cuando hay pipas de otros materiales. Además, acostumbran a presentarse de muchas maneras diferentes. Los cogollos molidos se localizan en la cazoleta (que puede aparecer como una composición separada, y algunas veces incluye un filtro de tela para no lastimar los pulmones), se prenden y se fuman por la boquilla.

Cabe ilustrar que, al igual que al armar un porro, no se debe comprimir bastante los cogollos.

Bong

Los bongs, también denominadas pipas de agua, son tubos con una cámara de agua diseñada para enfriar el humo anterior a que llegue a los pulmones. Se plantea que los bongs generan una experiencia de fumar más suave, que ayuda a destacar el perfil natural de los terpenos. Como acostumbran estar hechos de vidrio, los bongs no son el accesorio para fumar más a gusto, pero vienen de maneras y colores diversos que tienen un llamativo estético interesante.

Dabbing

El dabbing se apoya en fumar una forma concentrada de cannabis que se recibe usando un disolvente como el butano o el propano. Como cualquier concentrado, el dabbing es enormemente potente, y principalmente tiene entre un 50% y 95% de THC.

Se puede usar una extensa gama de procedimientos y conjuntos para dabbear. El proceso se apoya en calentar el concentrado con un soplete hasta que crea vapor, que después se inhala.

Vaporizador

El vaporizador, o vape, funciona calentando un producto de cannabis (ya sea concentrado de aceite o cogollos secos, dependiendo el modelo), hasta un punto en el cual los cannabinoides liberan en vapor, que después se inhala. Un beneficio de los vapes es que son principalmente más discretos que otras maneras de fumar cannabis.

Además, se estima que generan menos carcinógenos que los porros (ya que no se genera combustión de material vegetal), y tienen la posibilidad de dar una vivencia más potente y llena de sabor.

Bubbler

Un bubbler es una pipa parecida a un bong, solamente que más diminuto. Generalmente elaboradas de vidrio y con una cámara de agua, los bubblers ofrecen los mismos beneficios que un bong, que describimos previamente.

Pero a diferencia de los bongs, los bubblers tienden a ser más portátiles. Esto se debería a su menor tamaño, lo que además involucra que son más frágiles y se debe manipularlos con cuidado.

Narguile

Los narguiles se utilizan comunmente para fumar shisha, o tabaco con sabor. Pero además funcionan bárbaro para fumar cannabis, y de igual manera a los bongs. El humo viaja por medio de una cámara de agua previo a fluir a las varias boquillas que puede tener el narguile. La cannabis se pone en un tazón encima de la cámara de agua, que se cubre con papel de aluminio y se calienta con carbón particular encima.

Manzana!!

Tal vez hayas observado este procedimiento casero en la tele, o tal vez lo hayas probado tú mismo. Parece un procedimiento controvertido, sin embargo en verdad es bastante simple. Puedes utilizar una manzana completa o rebanadas, aun cuando es mejor usar la manzana completa.

Utilizando una pluma, talla un agujero en medio núcleo de la manzana y después otro en el lateral, para que ambos orificios estén en el interior de la fruta. Sitúa el cogollo seco de cannabis en la parte preeminente de la manzana e inhala por medio del agujero del lateral. Aun cuando la manzana no perjudica el sabor del cannabis, es una enorme forma de eludir aspirar papelillos quemados.